Organismo Internacional de Energía Atómica y el desarrollo de una nueva concepción enérgica del ahorro energético

El uso de la energía nuclear siempre ha sido discutido y puesto en duda a través de los años debido a que su utilización fue destinada para fines bélicos en primer lugar. Sin embargo, se ha comprobado que puede ser muy beneficiosa para la producción de electricidad y otros fines. Además de esto, puede ayudar con el ahorro energético y su producción, a pesar de ser costosa, puede ser muy Útil con respecto a las energías que provienen de los combustibles fósiles. Cuando se dio a conocer la energía nuclear, el mundo se encontraba en guerra y su  uso provocó un estigma que hasta los momentos no ha podido ser borrado por completo. No obstante, por medio de la creación del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) posterior al caos bélico, se ha buscado controlar y difundir los beneficios de la utilización de esta energía para el desarrollo de diversas funciones y para el ahorro energético.

La creación del OIEA se dio para controlar la fuerza de la energía nuclear con fines pacíficos y proteger a la población de los riesgos que producía la radiación. Técnicamente este organismo es consecuencia de la creación de las Naciones Unidas. Durante los primeros años de la organización, la santa sede tuvo una participación importante expresando el punto de vista del Vaticano referido a la energía atómica. Posteriormente solo tomaban participación ciertos representantes para dar su opinión. Actualmente continua vigente y como todo organismo que trabaje con energías ha modificado su visión acerca del uso y explotación de la energía nuclear y del ahorro energético.

Objetivos y funciones del OIEA

Los miembros que componen el OIEA son todos aquellos Estados miembros de las Naciones Unidas o no que hayan firmado el estatuto o todos aquellos que hayan depositado un instrumento de aceptación de la organización. Lo más importante, es cada uno de los reconocidos como parte del mismo es considerado igual ante el resto de los Estados, ya que este funciona con base al principio de igualdad soberana de todos los miembros. Por otra parte, a pesar de que inicialmente solo se trataba el tema de la energía nuclear con fines pacíficos, actualmente la organización ha ampliado su discusión hacia los fines energéticos y el ahorro energético referido a la energía nuclear.

Las principales funciones y objetivos del organismo se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Facilitar y fomentar el desarrollo de la investigación referida a la energía nuclear y ahorro energético a nivel mundial.
  • Proveer los materiales, servicios, equipos e instalaciones necesarias para la investigación y la aplicación práctica de la energía nuclear con fines pacíficos, así como también la producción de energía eléctrica, siempre y cuando sean tomadas en cuenta las necesidades de la región donde se pretende utilizar con este fin.
  • Originar el intercambio de información científica sobre la energía nuclear y el ahorro energético para facilitar su comprensión y su uso.
  • Aportar a la formación de hombres de ciencia y de expertos en el campo de la materia, así­ como también acerca del ahorro energético.
  • Establecer y aplicar medidas de salvaguardia para proteger los materiales fisionables y el resto de los equipos, servicios y otros materiales.
  • Establecer conjuntamente con los Estados miembros medidas de seguridad para proteger la salud y reducir el peligro para la vida con respecto a la energía nuclear.
  • Adquirir instalaciones apropiadas, establecimientos y equipos Útiles para el ejercicio de sus funciones.

Cada una de estas funciones las podrá realizar el organismo de acuerdo con los propósitos y principios dispuestos por las Naciones Unidas para fomentar la paz internacional y la colaboración con los demás Estados miembros, así­ como la promoción de la energía nuclear y del ahorro energético. Por otra parte, el OIEA puede establecer un control sobre el uso de los materiales fisionables con el objetivo de asegurarlos. Además de esto, debe distribuir los recursos que disponga de forma eficiente para garantizar el beneficio general para todas las regiones del mundo y a la vez debe proveer de informes sobre sus actividades a la Asamblea General de las Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad cuando así­ se requiera.

El papel del Director General y del personal calificado del OIEA

Como todo organismo se forma de un determinado personal, el cual suele estar regido por una persona encargada de realizar una tarea. En este caso el director general de la organización será nombrado por la Junta de Gobernadores por un periodo de cuatro años. Tendrá a su cargo el nombramiento del resto del personal y las actividades que vayan a realizar los mismos. Por otra parte, el personal nombrado deberá estar conformado por especialistas en el Área de energía nuclear y de ahorro energético que puedan cumplir con los objetivos de la organización.

El director general y el personal calificado ningún tipo de instrucción de procedencia ajena al organismo y no podrán revelar ningún secreto de fabricación o algún otro dato confidencial de la organización. Por otro lado, el personal debe respetar las decisiones tomas por el director, ya que es el principal responsable de los procesos que suceden dentro del organismo.

El personal debe poner a disposición del OIEA toda la información que pueda ser Útil para este y toda aquella que se obtenga como consecuencia de la asistencia prestada por los mismos.

La aprobación de proyectos en el OIEA

Para que se pueda aprobar un proyecto relacionado a la energía nuclear o sobre ahorro energético, la Junta de Gobernadores debe establecer la utilidad del mismo, la existencia de fondos y planes adecuados, así como del personal técnico competente. Por otra parte, deben cumplir con las normas de seguridad y de protección a la salud. Asimismo, debe realizar una distribución equitativa de los materiales que se encuentren disponibles por el organismo.

Una vez que se apruebe el proyecto, se debe concretar un acuerdo para proveer la asignación de materiales fisionables u otros para ponerlo en práctica, así­ como también su transferencia al lugar de trabajo y otras regulaciones que se consideren pertinentes como el precio de los materiales y su fin Último.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies