Los vehículos eléctricos como una opción para contribuir con el ambiente de eficiencia energética

En la medida que los países crecen la demanda de energía se hace cada vez mayor, ya que todos los sectores de la economía se encuentran en desarrollo. Es por ello que para la eficiencia energética, se deben tomar medidas acorde a esta situación, no solo para mejorar el consumo, sino también para que las condiciones ambientales no se sigan viendo afectadas. El transporte ha sido uno de los sectores con mayor crecimiento económico cuya demanda de energía final se ha incrementado notablemente. Sin embargo, el problema no es el consumo sino los medios utilizados para ello. El parque automotor trabaja con combustibles provenientes de energías fósiles lo que no ayuda con la eficiencia energética.

Desde hace años se viene trabajando en nuevas formas para disminuir el impacto que tiene el sector vehicular en el medio ambiente para desarrollar un transporte que contribuya con el bienestar económico y social sin necesidad de explotar los recursos naturales proveniente del interior de la tierra. En este sentido, el auto eléctrico se ha convertido en una de las opciones más viables para cumplir con este objetivo y para lograr la eficiencia energética. Los vehículos eléctricos trabajan con motores eléctricos los cuales son altamente controlables, rentables y suele presentar un rendimiento muy alto.

La movilidad eléctrica y sostenible

Actualmente uno de los grandes retos de la sociedad ha sido contribuir con la eficiencia energética, ya que los cambios que se pretenden hacer van desde un ahorro de energía hasta hábitos en la forma de consumo energético. El abastecimiento de energía sostenible se ha convertido en una prioridad debido a las transformaciones ocasionadas en el medio ambiente por la explotación de los combustibles fósiles. El funcionamiento de los autos por medio de electricidad significa movilidad sostenible, ya que utilizar un coche o transporte de este estilo es contribuir con el ahorro en términos económicos, ecológicos y con la eficiencia energética  en términos de optimización de recursos.

El uso del vehículo eléctrico no es algo reciente. Sin embargo, las nuevas tecnologías han hecho que se haya mejorado su funcionamiento notablemente. Su implementación en las flotas profesionales (transporte público y privado) es ejemplo de que se puede lograr sustituir en un futuro los vehículos que funcionan con combustibles fósiles. Sin embargo, para que se pueda implementar a largo alcance, es necesario contar con una mayor autonomía de las baterías, una red de recarga pública, eficiencia energética, entre otras cosas.

El vehículo eléctrico en la red vial

La implementación del coche eléctrico se ha venido incrementando debido a los cambios climáticos que las energías fósiles han provocado. No obstante, aún sigue siendo una parte muy pequeña de la flota automotriz, ya que a nivel mundial el mercado automotor es muy amplio y trabaja en su mayoría con los combustibles provenientes del petróleo. Para lograr la eficiencia energética ha sido un reto, aunque son muchas las compañías que se han abocado a construir vehículos de este estilo.

En la medida que se produzca una reducción en los costos de producción y de mejoras de prestaciones el vehículo eléctrico ganará cada vez más espacio dentro de la red vial. Sin embargo, es necesario contar con una red eléctrica eficiente para satisfacer la demanda de los clientes. El vehículo eléctrico cuenta con dos características básicas que deben ser complementadas por la red. La primera de ellas es la potencia para la carga y la segunda, la cantidad de energía que acumula. Por lo general un auto eléctrico tiene entre 15 y 30 kW de capacidad para almacenar la energía lo que permite un desplazamiento de 150 y 200 km. Esta limitación solo permite su uso para distancias cortas diariamente. Este hecho no les permite ser muy efectivos. Sin embargo, si logran cumplir un cometido para la eficiencia energética.

La carga lenta de los coches es la más común debido a que es la que menos cambios supone con respecto a la infraestructura eléctrica. Las baterías que se pretende utilicen los coches en un futuro, serán para medias y largas distancias las cuales requerirán de una mayor potencia de recarga. Dependiendo del uso del vehículo, las recargas podrán ser lentas o rápidas, siempre y cuando se refuerce la red eléctrica.

La integración de las energías renovables con los vehículos eléctricos

El cambio climático y las transformaciones que se han venido sucediendo en medio ambiente, han tratado como consecuencia la explotación de nuevas fuentes energéticas para mejorar la eficiencia energética. Actualmente para movilizarse en cualquier parte del mundo se utilizan los combustibles fósiles. No obstante, la penetración de las energías alternativas se hace cada vez más evidente y más necesaria. Generar electricidad por medio de energías renovables puede garantizar el suministro de la misma a través de los años y hacer del parque automotor un Área eficiente para disminuir la contaminación producida por los mismos.

La electrificación del transporte puede generar una simbiosis entre el vehículo eléctrico y las renovables  abaratando los costos de las cargas de las baterías y de operación del sistema eléctrico. Los cambios realizados en los nuevos modelos de coches eléctricos apuntan a una transformación a partir de las energías alternativas o renovables lo que hace suponer que la movilidad sostenible será posible en los próximos años. Una de las grandes ventajas de estos autos es el mantenimiento, ya que cuentan con partes que no suponen tanto desgaste y menos líquidos que se deban sustituir. Este hecho genera una menor ida a los talleres y menor compra de repuestos.

pesar de que los vehículos eléctricos ya se encuentran dentro del mundo vial, es necesario que su explotación se haga a partir de las energías renovables para que su fin Último sea cumplido a cabalidad, ya que no solo se trata de sustituir hasta cierto punto los combustibles sino también hacer más eficiente la movilidad sin contaminar el ambiente. Es por ello que la eficiencia energética debe estar involucrada por completo durante el proceso de realización de estos autos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies