El ahorro energético a través del agua caliente sanitaria de eficiencia energética empresas

ahorro de energía, gestor energético

El agua es un recurso esencial para los seres humanos, ya que sus diversos usos pueden satisfacer múltiples necesidades. Asimismo, la forma en la cual se presenta puede ser más confortable para unos que para otros. El agua caliente sanitaria, es agua destinada al consumo humano y por ende los sistemas de instalación de la misma deben cumplir ciertos requisitos para la eficiencia energética empresas. Si las instalaciones no son diseñadas y mantenidas correctamente, se pueden convertir en focos amplificadores de la bacteria Legionella. Por otra parte, sus usos son considerados un servicio básico y obligatorio en muchas viviendas, los cuales se deben ajustar a las costumbres de los usuarios de las mismas.

Actualmente, el agua caliente se considera como un requisito de confort en la vida de los seres humanos y su utilización para las duchas, lavabo y otros usos de limpieza son muy comunes. Para las compañías que realizan este tipo de instalaciones, es muy importante la eficiencia energética empresas, ya que ciertamente calentar agua puede recurrir en un costo en la factura del mes. Por otro lado, los sistemas de distribución y preparación de agua caliente, han evolucionado satisfactoriamente a partir de la ingeniería hidráulica, lo que ha repercutido positivamente en gran parte de la población y en la eficiencia energética empresas. En el presente se cuenta con técnicas de regulación automática para los sistemas y para la comodidad de cada usuario.

Elementos que conforman un sistema de ACS

Para la eficiencia energética empresas, suele ser imprescindible trabajar con herramientas e instrumentos que sean duraderos a largo plazo. Su evolución ha permitido el desarrollo de sistemas con un mayor rendimiento. Además de esto, el uso de fuentes energéticas alternativas, se ha hecho cada vez más común para obtener un agua caliente de calidad con menor impacto en el ambiente y un considerable ahorro de energía.

Para la instalación de un sistema de un sistema de ACS, se establecen ciertos criterios de calidad del agua, así­ como de los elementos que lo constituyen. Entre ellos se encuentran:

  • Acometida de agua fría de consumo humano (AFCH)
  • El generador de calor: elemento destinado a elevar la temperatura del agua fría y a cumplir con la eficiencia energética empresa. Las instalaciones de menor tamaño suelen utilizar calentadores o calderas que actúan directamente para calentar el agua fría.
  • Red de suministro: son todas aquellas tuberías que transportan el agua atemperada hasta los elementos terminales, lo cual se puede hacer solo a través de la eficiencia energética empresas.
  • Acumulador: depósito donde se almacena el agua caliente, permitiendo la utilización de generadores de calor de potencia inferior a la demanda máxima, lo que se puede realizar a través de la eficiencia energética empresas.
  • Elementos terminales: son todos aquellos elementos que permiten el disfrute del agua caliente como los grifos y las duchas.
  • Circuito de retorno: es la red de tuberías que trae de vuelta el agua desde los puntos más alejados de la red de suministro hasta donde se acumula.

Protocolos y criterios técnicos del ACS

Uno de  los principales criterios sobre los cuales se basa una instalación de este tipo, es el control de la temperatura del agua por encima de los 60 ºC, de manera que al llegar a los acumuladores tenga esta temperatura y se cumpla con la eficiencia energética empresas. Debido a que el caudal demandado por las instalaciones varía de forma brusca, es necesario contar con una reserva acumulada que sea lo suficientemente capaz de suplir la demanda en un determinado momento.

El sistema más utilizado de ACS por la eficiencia energética empresas es el centralizado, donde los focos de calor son las calderas centrales instaladas en una determinada sala, las cuales pueden funcionar a través de energías renovables o no renovables. El agua caliente se obtiene indirectamente a través de los intercambiadores de calor, a donde llega un circuito primario desde la caldera. Para un sistema de ACS sea eficiente, es necesario que el mismo disponga de una potencia calorífica suficiente para garantizar la estabilidad de la temperatura en los puntos de consumo.

Fases del diseño de un sistema de ACS

Para diseñar un sistema de ACS, es necesario seleccionar el equipo y además debe contar con los materiales, ser de fácil desmontaje y de descargable y contar con las mejores conducciones. Para seleccionar un equipo correctamente, es necesario que el mismo pueda soportar los tratamientos de choques térmicos a una temperatura a 70ºC. Por otra parte, la instalación debe garantizar que el agua siempre se encuentre por encima de los 50ºC, por lo que es pertinente el aislamiento de las tuberías y demás equipos.

Para impedir la estratificación del agua, es necesario que el sistema pueda mantener un volumen de agua templada y contar con un dispositivo de filtración instalados en los puntos terminales de la red para frenar el paso de bacterias. De esta manera, los sistemas podrán contar con la eficiencia energética empresas. Con respecto a los materiales, se deben utilizar aquellos que sean familiares a las personas y que sean capaces de resistir una desinfección a través de elevadas cantidades de cloro. Todos los equipos deben ser accesibles para la revisión, mantenimiento, desinfección y limpieza.

Las redes de tuberías deben estar dotadas de válvulas de drenaje para permitir la eliminación de los detritos acumulados. Es esencial que las conducciones se encuentren despejadas para que el agua pueda correr con naturalidad. Asimismo, durante la etapa de instalación y montaje, se debe evitar la utilización de elementos extraños para evitar la proliferación de microorganismos. La revisión del funcionamiento de la instalación se debe realizar anualmente y a algunos elementos del equipo se les hará mensualmente o trimestralmente con la finalidad de detectar la presencia de sedimentos y bacterias que lo puedan estar afectando.

Lo más importante al momento de instalar un sistema de este tipo, es cumplir con el  reglamento para que la vivienda o cualquier otro espacio puedan satisfacer la necesidad de agua caliente de los usuarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies