Componentes y técnicas de conservación de los elementos del sistema eléctrico de Ahorro energético

Gestor de energía, Ahorro energético

Los sistemas eléctricos suelen estar compuestos por una serie de elementos que lo hacen funcionar y llevan la electricidad a los espacios donde se requiere  Sin embargo, su instalación suele ser un poco costosa, por lo que se debe proceder con el ahorro energético para que sus elementos se mantengan en el tiempo. Actualmente son pocas las zonas a las cuales no les llega electricidad, lo que hace que este recurso se haga cada vez más indispensable para realizar cualquier actividad. Los sistemas eléctricos requieren de mantenimiento para proporcionar un ahorro energético adecuado. Es por ello que se debe llamar a un electricista para que lo haga, no solo por seguridad, sino también porque cada elemento requiere de una atención especifica.

Cuando las instalaciones eléctricas son grandes, se debe procurar que el ahorro energético sea mayor y de esta forma se puede mantener los equipos con un mejor rendimiento. Todas las personas están acostumbradas a ver los interruptores principales y las lámparas pero la realidad es que los componentes del sistema eléctrico son muchos más y dependiendo de la instalación se pueden multiplicar. Lo importante es hacerlo seguro para todas personas que se surten de el. Ciertamente la electricidad ha contribuido con las emisiones de gases de efecto invernadero pero no se puede negar que gracias a este recurso se produjo la modernidad. Lo que se debe considerar es cambiar su hábito  de uso y que su producción sea a través de energías renovables.

Componentes de un sistema eléctrico convencional

Los componentes de un sistema eléctrico son varios, ya que la electricidad viaja por una serie de elementos hasta proporcionar su uso final. Los mismos se pueden especificar de la siguiente manera:

  • Interruptores principales: si se busca instalar un sistema de calidad que proporcione ahorro energético, se debe instalar interruptores. Los mismos, son aparatos que tienen como finalidad proteger los cables de posibles daños originados por exceso de corriente o por cortocircuitos. Sus características dependen de la carga conectada en la edificación.
  • Tablero de distribución: este elemento es el centro de la instalación eléctrica de cualquier edificación. Del mismo derivan los circuitos ramales que alimentan a los demás aparatos. Se constituye por una caja metálica con frente y tapa, una barra por fase, los interruptores de protección y la barra de neutros. Generalmente se encuentra hecha con acero galvanizado.
  • Las tuberías: por lo general suelen ser metálicas o de plástico y dependiendo de las características del sistema pueden contribuir con el ahorro energético y ser colocadas en la superficie o ser instaladas. Los tamaños son muy variados pero van desde 1 pulgada hasta 5 pulgadas. Si se usan tuberías metálicas, las uniones entre los tubos deben hacerse con el mismo material.
  • Los cables: pueden ser de cobre o de aluminio y deben ser aislados por un material termoplástico.
  • Aparatos de alumbrado: para ayudar con el ahorro energético se deben considerar las luminarias fluorescente y de requerirse, las lámparas incandescentes para uso interior y exterior. Dependiendo del montaje, pueden ser para montaje superficial en techo y pared o embutida en cielo raso. Actualmente los bombillos ahorradores están siendo instalados en las lámparas incandescentes. Estos, consumen cuatro veces menos energía que los tradicionales y sirven para el ahorro energético.
  • Tomacorrientes: son los que usualmente se ven instalados en las paredes y sirven para conectar los aparatos electrodomésticos. Generalmente son de dos entradas y lo más recomendable es que sean con conexión a tierra.
  • Salidas especiales para equipos fijos: es aquella toma especial para equipos que necesitan una cantidad específica de amperios que va en función de los requerimientos de este y del ahorro energético que pueda proporcionar.
  • Medios de desconexión: se constituyen por seccionadores o cuchillas cuya función es aislar el equipo del circuito alimentador para realizar el mantenimiento correspondiente. Los breakers sirven como interruptores de protección y medio de desconexión.
  • Cajas de empalme salida o derivación: suelen ser de acero galvanizado y dependiendo de su uso, su tamaño puede variar. Existen cajas de 4 x 2 pulgadas para la instalación switches y la conexión de equipos especiales. Las cajas octogonales sirven para los aparatos de alumbrados.

Conservación de los elementos del sistema eléctrico

La conservación de los equipos en optimo estado puede ser complicado pero siempre existen algunas técnicas que pueden ayudar a prolongar su vida útil y por ende el ahorro energético. Con respecto al equipo de alumbrado se debe reparar todos los componentes asociados al mismo, no solo cambiar las lámparas cuando se dañen. A veces, se debe reemplazar el tubo de la luminaria pero se deben sustituir cuando el equipo de control se encuentre en pre apagado. Otro de los puntos que se debe confirmar, es si la instalación se hizo bien desde su inicio y sustituir los tubos si se notan manchas negras en sus extremos. Por otra parte, los tableros no requieren de mucho mantenimiento pero se debe tener precaución con los bornes de conexión. Los mismos, deben estar firmemente apretados y comprobar todas las conexiones.

Para los tomacorrientes, es necesario conocer los amperios a voltaje de operación y su condición dentro del sistema. Además, es necesario verificar la potencia requerida por el voltaje, el de salida de la toma, las conexiones a los terminales y que todas las tomas se encuentren protegidas con las tapas correspondientes. De esta manera se puede contribuir con el ahorro energético. Para los interruptores, es necesario verificar que las tapas y las conexiones hacia los terminales se encuentren en buen estado. El aislamiento de los cables debe ser óptimo para evitar cortocircuitos. Cuando el aislamiento se endurece, ocurre generalmente por la presencia de instalaciones flojas en los puntos de conexión o empalme.

Cada una de estas técnicas puede ayudar a conservar cada elemento del sistema eléctrico. Lo más recomendable es que lo haga un profesional o si se quiere hacer por cuenta propia, contar con un manual o una persona que lo haya hecho exitosamente y que tenga experiencia, no solo por seguridad personal, sino también para no dañar lo que se encuentre en buen estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies